30 January, 2017

¿Qué nos diferencia?

En los dos años en que se ha desarrollado esta experiencia, los participantes confirman haber mejorado significativamente sus intervenciones terapéuticas y sus resultados.  Al mismo tiempo  afirman haber experimentado, a raíz de su proceso con el Método MACMA, transformaciones en sus vidas y en su bienestar que equiparaban a la evolución que habían necesitado años para realizar con otras técnicas.

¿Que hace tan eficaz esta técnica?

La Completa Profundidad del trabajo.

Desde la PNL o Programación Neurolingüística se plantea una jerarquía en nuestros niveles mentales que expresa que los procesos conscientes se manifiestan en los dos primeros niveles. Los demás niveles operan a nivel del subconsciente. Un cambio en un nivel superior afectará directamente a los niveles inferiores.

Estar operando el cambio al nivel del Ser Elemental que Somos, encontrando y liberando nuestros bloqueos desde su raíz, y desde ahí, vivir la expansión natural del Campo de Salud a todos los demás niveles más superficiales, como son el plano emocional, el mental y el comportamental. Como dijo Albert Einstein “ Los problemas no se pueden solucionar en el mismo nivel de consciencia en el que fueron creados”.

La Completa Disponiblidad Temporal y Económica.

Todo terapeuta implicado con la salud y consciente de su influencia en la calidad de su trabajo, se mantiene en proceso de revisión a través de supervisiones externas y actualización de sus herramientas terapéuticas. El ritmo de evolución de este formato será condicionado por su disponiblilidad temporal y su posibilidad de inversión económica para estos recursos. cuando es uno mismo el que (podrá)(se habilita para) acompañar y trascender en cualquier momento sus propios procesos inconscientes, se posibilita un óptimo cambio de ritmo en la evolución personal y la del propio trabajo, que dependerá únicamente de la propia voluntad de evolución, sin dependencias temporales ni económicas.

La Completa Veracidad del Proceso.

Cuando buscamos a un supervisor o a otro terapeuta para acompañar nuestra evolución personal, sucede lo mismo que cuando nos ofrecemos como terapeutas, su formación y características personales pueden condicionar la interpretación y intervención sobre nuestro proceso evolutivo. Al acceder a una herramienta que nos permite preguntar directamente a nuestro subconsciente qué le limita y qué necesita, la veracidad de la información que adquirimos es completa, dado que es una herramienta que sobrepasa nuestro filtro racional, la solución no estará condicionada ni por nuestros condicionamientos ni por los condicionamientos racionales de otras personas.

Atender al Terapeuta como principal instrumento vehiculizante de la Salud y Bienestar del cliente.

Existen actualmente estudios que indican que las diferencias personales entre los terapeutas son responsables de hasta el 40% de la varianza de los resultados (Crists-Christoph y Mintz, 1991; Luborzky et al., 1997; Lutz et al., 2007)

Muchas terapias ponen el foco de atención sobre el cliente y sobre las herramientas terapéuticas que requiere, como si fueran los únicos elementos intervinientes. Nuestra formación como terapeutas y nuestras características personales pueden condicionar nuestra visión del tema y las posibles soluciones que ofrecemos al cliente. Por este motivo encontramos de vital importancia acompañar al terapeuta a tomar consciencia sobre sí mismo en la relación terapéutica y a aprender a manejar voluntariamente su influencia sobre el cliente, logrando desarrollar un vínculo sano que sin esfuerzo generará un desarrollo espontáneo en la salud del cliente.

Vivir los procesos de evolución del cliente con aceptación, sin juicio ni culpa.

Cuando damos a nuestra Mente el papel principal en la resolución de nuestros procesos y los de los demás, puede mezclar sus propios juicios y presupuestos de qué es válido y no válido en lo que vivimos y lo que vive el cliente. Otra confusión que caracteriza la percepción desde la Mente consiste en el Efecto Espejo en cómo interpreta hacia afuera lo que se nos mueve personalmente dentro. Con esta herramienta, aprendemos a tomar las decisiones desde un lugar más profundo de comunicación con la Salud y lo Subconsciente, más allá de las limitaciones de nuestra Mente, para poder manejar los conflictos que nos presentan, desde un lugar más lúcido, Empoderado, incondicionalmente disponible hacia la Salud, y viviendo nuestro proceso vital y el de los demás como válido y completo en todas sus transiciones.  En consecuencia, desde este lugar de Auto-Acompañamiento y Acompañamiento al Cliente, ofreceremos al cliente el aprendizaje de un nuevo lugar de Autocuidado Empoderado, más Consciente, Seguro y Positivo en la valoración de sí mismo.

Completa coherencia vital del proceso. Solamente podemos dar aquello que tenemos. Devido a la acción de las neuronas espejo, el contacto entre cliente y terapeuta funciona como los vasos comunicantes, por contacto, el cliente podrá resonar con nuestro nivel de bienestar y consciencia. Si como persona nos mantenemos en un alto nivel de salud, incluso sin decir nada a nuestro cliente, ya se están pudiendo abrir nuevos caminos en su interior, influenciados por los caminos que están abiertos en nosotros como personas, pudiendo encontrar nuevas claridades y soluciones a sus bloqueos espontáneamente. Además, desde un lugar energéticamente elevado en nosotros, cualquier herramienta que usemos para vehiculizar el proceso funcionará con eficacia. Teniendo nuestras herramientas para mantenernos energéticamente sanos, conscientes, empoderados y satisfechos, estimularemos estos potenciales espontáneamente en los clientes.